5 DISEÑADORAS GRÁFICAS

5 DISEÑADORAS GRÁFICAS

shutterstock_140974018

Aquí te presentamos 5 diseñadoras gráficas que han sabido distinguirse a nivel mundial.

1.-Laura Alejo
Directora creativa de gran trayectoria, originaria de Barcelona, España pero vive y trabaja en New York. Ha trabajado para grandes marcas como lo son Nike, Nokia, Sony Ericsson y Discovey Channel. Ha ganado prestigiosos premiomos como el Graphis Gold Award y ha sido publicada en diversos libros de diseño. Se distingue por sus vibrantes conceptos y por imprimir una energía intensa en su trabajo.

5_0907airmaxsm2 Laura-Alejo4-620x348

Imágenes vía lauraalejo.com

2.-Meagan Fisher
Distinguida diseñadora web Neoyorkina, trabaja como freelance para diferentes empresas como Twitter y Marvel, a demás ha diseñado aplicaciones para iPad como Pandagram. Su trabajo ha sido reconocido y exhibido en galerías de New York. Meagan-Fisher2-620x882

Imagen vía owltastic.com

3.-Malika Favre
Diseñadora originaria de Francia pero con profesión desarrollada en Inglaterra. Se distingue por presentar diseños llenos de color, dinamismo y con un estilo retro. Su inspiración principal es el arte pop y la figura femenina. Ha trabajado para grandes empresas editoriales como lo son Vogue, ALDO y Be magazine. ALDO_WOMEN_clean_2012 Swimwear_Postcard_03_900

Imágenes vía malikafavre.com

4.-Laura Smith
Originaria de California, Estados Unidos, es una diseñadora gráfica con un estilo retro y old school muy marcado. Su trabajo ha sido publicado en diferentes presentaciones en la revista The New York Times. Laura-Smith

Imagen vía laurasmithart.com

5.-Lucy McRae
Graduada de la carrera de arquitectura y bailarina de profesión, “experimenta” en el diseño inpirándose en la construcción y movimiento del cuerpo humano. Originaria de Australia, ha trabajado para proyecto para Vogue, Levis y DAZED & CONFUSED. Su trabajo es defino como intrigante y fantástico.

RobynBodyTalk311VOGUE1-1024x708

Imágenes vía lucymcrae.net

Via www.paredro.com

 

Época Dorada de la Publicidad……….Sexista

El machismo sigue siendo moneda común de cambio en la publicidad actual. Si se compara con la de la época los años 50 y 60, época dorada de la publicidad sexista, vemos que el papel y la imagen de la mujer ha variado lo suficiente como para disimular la preservación de ciertos roles y estereotipos.. Parte de la publicidad actual continua utilizando recursos con carácter profundamente machistas para, supuestamente, atraer a su público objetivo.

Si observamos bien estos ejemplos de mitad del siglo XX que publicamos en este post, probablemente nos vengan a la mente anuncios actuales que conservan matices patriarcales parecidos.

 

 

1. El chef hace de todo menos cocinar. ¡Para eso están las mujeres!

2. Es agradable tener una chica en casa.

3. El Mini automático. Para la conducción simple.

4. ¿Quieres decir que una mujer puede abrirlo?

5. Mantenla en su lugar…

6. ¿Estás segura de que todavía eres virgen?

7. La nueva Underwood 150 es la máquina de escribir diseñada para que tus manos luzcan siempre estupendas.

8. La mañana del día de Navidad, ella será más feliz con una Hoover

9. Ponte al día con la casa mientras pierdes peso.

10. Esposas: mirad este anuncio cuidadosamente. Marcad los artículos que queráis para Navidad. Enseñádselo a vuestros maridos. Si no va a la tienda inmediatamente, llorad un poco. No mucho. Sólo un poco. Él irá.

11. ¡Puedes perderlo en sólo un minuto!

12. Si alguna vez te hubieras roto 14 uñas limpiando un horno, entenderías por qué quiero este horno que se limpia solo.

13. Si tu marido te descubre alguna vez, no estás probando café más fresco…

14. ¡Sí! Los maridos siguen siendo cariñosos… cuando las esposas se protegen contra la piel seca, sin vida y de “mediana edad”.

15. Cuanto más duro trabaja una mujer, más bella luce.

16. No te preocupes cariño. ¡No quemaste la cerveza!

17. ¡Shhh! ¡Mamá está en pie de guerra!

18. ¿Parece tu marido más joven que tú?

19.

20. Esto no pasará: “Estaba a punto de divorciarme de ti, Clementine, porque no hacías un té decente, pero esta maravillosa bebida me hará quererte otra vez” / “Oh, ¡qué suerte! Me cambié al té de Lipton y he recuperado a mi marido”. Esto sí: “Que té tan bueno. ¿Has cambiado de marca?” / “Sí, he cambiado a Lipton. Es mejor, ¿verdad?”.